jueves, 9 de junio de 2011

La Investigación Científica

El hombre desde sus primeros pasos en la evolución, ha sido un constate curioso, investigando su entorno a fin de comprenderlo, modificarlo y adaptarlo a sus necesidades sociales y particulares.
Cada etapa de la historia ha supuesto un avance, un logro, que ha transformado no sólo la manera de vivir, sino que incluyen aspectos tan diversos como la cultura, las herramientas, las creencias, y por supuesto, la ciencia y la tecnología.
En su afán de la búsqueda de la verdad, fue adaptando su método empírico de acercarse a los problemas que la naturaleza, la sociedad, el hombre en sí mismo o en su infinita curiosidad se presentaban, así formula el método científico, una sistematización de pasos para lograr esquemas más verificables, que sirvieran de base a nuevas investigaciones o que apuntalaran esos objetivos planteados en su constante e inagotable inquietud frente al mundo que le rodea, desde un planteamiento netamente científico.
Al respecto, Stacuzzi y Martins (2010) expresan que “El conocimiento científico… se basa en explicaciones objetivas y confirmadas, siempre verificables, de los procesos existentes en el universo.” (p.26). Por ello, la investigación es aplicada en base a un conjunto de pasos, denominados como metodología, que buscan un orden o secuencia de procedimientos, técnicas, instrumentos y clasificación de datos, el control de las situaciones y una disciplina para manejar las variables, accesar a las fuentes, validar los instrumentos aplicados, organizar los resultados, considerar éstos de forma lógica para poder ofrecer resultados viables y demostrables.
Existen dos paradigmas en la investigación científica: el cuantitativo que “...se fundamenta en el positivismo, el cual percibe la uniformidad de los fenómenos, aplica la concepción hipotética-deductiva como una forma de acotación y predica que la materialización del dato es el resultado de procesos derivados de la experiencia.” (Ob. Cit. p. 40).
El paradigma cualitativo “...parte del supuesto de que las personas viven en un contexto, crean una cultura que se reproduce en sus dichos y hechos pero que, para entenderlos en su real dimensión hay que hacerlo desde adentro, con el fin de no desvirtuar su esencia.” (Ob. cit. p.41).
A partir de esos conceptos, se establece que lo cuantitativo estima al dato como el argumento fundamental e irrefutable de la investigación científica, no contempla la subjetividad, porque busca establecer leyes universales verificables de manera estadística que le dan un carácter riguroso y repetible en ambientes controlados. Mientras que la visión cualitativa interpreta al ser humano desde su entorno y esencia particular, por ello aplica las metodologías fenomenológicas, naturalistas, etnográficas, hermenéuticas y existencialistas, con la finalidad de aproximarse al hombre, la sociedad y la cultura que determinan su comportamiento, lo nutren y problematizan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario